Los datos presentados por el INE (Instituto Nacional de Estadística) en cuanto a violencia de género (cuando la víctima es la mujer y es agredida por un hombre) y violencia doméstica (cuando la víctima es cualquier miembro de la familia) son desgarradores. Nuestra sociedad en vez de avanzar por la igualdad de oportunidades, avanza en la violencia ejercida. Cosa grave tratándose de nacidos españoles los que se ven involucrados en estos actos. ¿Qué papel juega la educación en estos casos? ¿Cuál ha sido la mecha que ha encendido esta situación? A continuación desglosamos los datos que muestra el instituto:

El INE establece un estudio sobre los casos de violencia doméstica y de género, de los años 2015 y 2016. Si bien este estudio solo recoge las sentencias que han dado lugar a su inscripción debido a las medidas cautelares dictadas, no recoge el número total de denuncias presentadas.

Teniendo presente este parámetro, los resultados del estudio son los siguientes:

El número de víctimas de violencia de género fue de 28.281, mientras que 6.863 fueron víctimas de violencia doméstica.

La víctimas de la violencia de género aumentaron un 2,4% con respecto a 2015. La edad media de las víctimas es de 36 años, la franja de edad de mayor agresión fue de 30 a 44 años. En cuanto a las víctimas, 2 de cada 3 habían nacido en España.

Los denunciados por violencia de género se encontraban en la franja de edad de entre 30 y 44 años, siendo la media de 39 años. Asimismo, 2 de cada 3 denunciados habían nacido en España.

De la gravedad de los hechos podemos constatar que los delitos que más se imputaron en 2016 fueron lesiones (49%) torturas e integridad moral (19%) y amenazas (17%) de todos los 33.440 que se registraron.

En cuanto a la violencia doméstica, se registraron 6.863 víctimas en 2016, de las cuales un 62% fueron mujeres y un 37% varones. El grupo de edad que más víctimas contenía era el de menores de 18 años. De igual forma que en la violencia de género, el país de origen es España.

Los denunciados por violencia doméstica el 72% fueron hombres y el 28% mujeres. La media de denunciados está en 36 años. Sin embargo el mayor número de hombres denunciados contaban entre 18 y 24 años. La relación que mantenían los denunciados con sus víctimas constata que el 27% eran las madres las víctimas.

En ambos casos, las comunidades autónomas que presentan más casos son Andalucía, Valencia y Madrid, respectivamente, siendo Melilla, Ceuta y La Rioja las que menos presentan.

Para una revisión completa del estudio, pulsen aquí.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *